Loading...

Noticia

Trucos para ser un auténtico mago.

Publicada el 10/10/2020

 

Hace mucho tiempo que conocemos a Isadora Moon, una niña mitad vampiro, mitad hada. Sabemos que su familia está muy loca y que su inseparable compañero es su conejo de peluche Pinky. 
También conocimos hace poco a su prima mayor, Mirabella, más traviesa que Isadora y a la que le encanta hacer pociones. Su mascota se llama Violeta, y es un dragón bebé que expulsa chispas rosas con purpurina. ¡Menuda familia!

Ambas han sido criadas y educadas en un entorno donde la magia forma parte del día a día, cosa que puede sonar fantasioso, pero, ¿acaso crees que la magia es solo cosa de cuentos? Para nada, la magia existe desde hace miles de años, tantos como las pirámides de Egipto, ya que de allí es Dedi, el primer mago conocido de la historia, el cual era admirado por el faraón Keops y se decía de él que hasta los dioses envidiaban sus capacidades, ya que sus trucos de ilusionismo hacían creer que podía devolver la vida.

Pero después de Dedi vinieron otros muchos magos que se hicieron famosos por todo el mundo por sus increíbles números, como el joven Fú-Manchú, el más pequeño de una familia de magos de varias generaciones y que con tan solo cinco años dejó impresionado al mismísimo Harry Houdini, sí sí, el mago más famoso de la historia que conseguía escapar de pequeños cajones donde le encerraban atado con cadenas y candados. O David Copperfield, que hizo desaparecer la Estatua de la Libertad y atravesó los gruesos muros de la Gran Muralla China. 
Pero no todos los magos son extranjeros, porque en España podemos estar muy orgullosos de Juan Tamariz, conocido por sus increíbles trucos de cartas y habilidades para el mentalismo.

Como ves, cada mago tiene sus propios trucos, porque la magia no consiste solo en lanzar rayos desde una varita de madera o hacer pócimas secretas con dientes de murciélago y pelos de sapo. Hay magos que son capaces de impresionar a miles de personas utilizando solo unos pañuelos de colores y unos aros de metal, y otros que con grandes maquinarias, hacen creer que pueden dividir a una persona en dos o desaparecer de un sitio y aparecer en la otra punta del escenario. Pero la que gusta a todo el mundo es esa en la que además de trucos, los protagonistas nos entretienen con sus divertidos números de humor.

Como profesionales de la magia que son, Isadora y Mirabella han recopilado toda la información que han aprendido sobre la magia en El gran libro de magia de Isadora y Mirabella, donde además de contar los orígenes de la magia, te presentan a los magos más conocidos de la historia, cuáles eran sus trucos más famosos o el diccionario básico de cualquier buen mago.

Además, podrás hacer el juramento mágico para entrar en este selecto club. Y si no sabes hacer ningún truco, no te preocupes, porque ellas mismas te enseñarán unos cuantos muy divertidos con los que podrás dejar impresionados a tus compañeros de clase o a tus familiares. Solo necesitarás algo de práctica para ser un experto.

Como adelanto, te dejamos con un truco para que vayas experimentando en el mundo de la magia y en el que solo necesitas una pajita abierta hasta la mitad. 


Isadora y Mirabella se saben de memoria este y los otros trucos que salen en
El gran libro de magia, así que siempre están haciendo alguno, sobre todo cuando se aburren, como por ejemplo, en la boda de su tía Crystal.

Ah, ¿qué no lo sabias? Pues sí, la tía Crystal se casa, e Isadora, Bebé Flor de Miel y su prima Mirabella van a ser damas de honor. Así que imagínate una boda en la que la magia está a la orden del día. Solo en Isadora Moon y la boda mágica sabrás si Isadora consigue que la boda tenga un final feliz.

 

Compártelo: